Educación

Preguntas Frecuentes

Es una entidad privada cuyo objetivo es organizar, registrar, garantizar y liquidar la negociación de contratos de futuros y opciones. Algunos mercados, como el UFEX, cuentan con una cámara compensadora que cumple algunas de las funciones mencionadas.

Los mercados de futuros y opciones surgen para mejorar las prácticas de comercialización de los participantes de la cadena comercial de granos. Los primeros mercados de futuros y opciones fueron agropecuarios, y posteriormente, años más tarde comenzaron a surgir en el mundo los financieros.

En mercados a término como UFEX, es posible negociar contratos con diferentes tipos de objetivos básicos: cobertura de riesgos, arbitraje, especulación dada la expectativa sobre la evolución de los precios, fijación del retorno de operaciones o cambio de la naturaleza de un activo o pasivo. El primer uso registrado de estos mercados fue en Japón, en el año 1697.

Los mercados OTC son mercados en los que cada parte debe buscar su contrapartida para ejecutar su operación y negociar cada una de las cláusulas del contrato, a diferencia de los mercados organizados tradicionales. Son mercados que no exigen los estrictos requisitos de los mercados organizados. Una desventaja que presentan es que en las transacciones over-the-counter existe el riesgo de crédito (es decir, hay un riesgo de que el contrato no sea satisfecho por alguna de las dos partes). La ventaja principal de estos mercados reside en que los contratos pueden hacerse a la medida de los participantes.

Los mercados de futuros y opciones más importantes del mundo son: CME Group, EUREX, Korea Exchange, NYSE Euronext, Chicago Board Options Exchange, B3, Nasdaq OMX Group, National Stock Exchange of India, JSE South Africa, Dalian Commodity Exchange, Nasdaq OMX Group e IntercontinentalExchange. En los últimos años, ROFEX se ha ubicado dentro de los 30 mercados de futuros y opciones más importantes del mundo.

Banco Central del Uruguay es el organismo que controla y regula los mercados de futuros y opciones del Uruguay.

UFEX (ROFEX Uruguay Bolsa de Valores y Futuros S.A.), comienza su operativa el 22/02/2017, con el objetivo de brindar transparencia en la formación de precios de productos agropecuarios, ofreciendo herramientas de cobertura sobre el riesgo precio de dichos productos. Apoyado en la experiencia y tecnología de ROFEX, Argentina Clearing S.A. y Primary S.A., UFEX se encuentra orientado a facilitar el financiamiento de los distintos sectores productivos, a través de la disminución del riesgo.

Son instrumentos financieros cuyo valor “deriva” de la evolución de los precios de otro activo, llamado “activo subyacente”. Estos subyacentes pueden ser activos financieros como tasas de interés, monedas, índices, bonos, etc. o productos básicos como commodities. Entran dentro de la clasificación de derivados, por ejemplo, los futuros, las opciones y los swaps.

En los futuros, las partes se comprometen a comprar o vender una determinada cantidad del activo subyacente (bienes o valores) en una fecha futura establecida y a un precio fijado desde el principio. En las opciones, en tanto, la persona que compra adquiere el derecho -pero no la obligación- de comprar o vender el activo subyacente antes de una fecha determinada, a un precio (precio de ejercicio). La opción de compra se denomina call, y la de venta put. Mientras que los swaps, las partes se ponen de acuerdo para intercambiar pagos o ingresos futuros.

Un forward es un contrato en el cual el vendedor acuerda con el comprador la entrega de un determinado producto a un determinado precio, calidad y lugar, en una fecha futura determinada. (El cumplimiento depende de la buena fe de ambas partes). Es un contrato que se pacta libremente entre partes en un mercado informal cuyos términos se convienen a medida; generalmente no se exigen garantías, tienen flexibilidad y los precios son privados.

Un futuro, en cambio, es un contrato mediante el cual se adquiere el compromiso de entregar o recibir mercadería de una determinada cantidad y calidad, en un lugar, mes futuro y precio determinados dentro de un mercado institucionalizado, donde la calidad y tamaño del contrato están estandarizados. Lo único que se negocia es el precio. Los contratos están garantizados por la cámara compensadora del mercado y los precios son públicos. Estos contratos pueden o no implicar la entrega de la mercadería.

Una opción es un contrato a través del cual el comprador, mediante el pago de una prima, obtiene el derecho de comprar o vender determinado activo subyacente a un precio pactado en o hasta una fecha determinada. La diferencia básica radica en que en los contratos de futuros se tiene la obligación de ejecutar el contrato y en las opciones el comprador tiene el derecho (y no la obligación) de ejecutarlo.

Las principales ventajas de operar con futuros respecto a forwards son que las partes operan contra el mercado y no entre ellas, los contratos son estandarizados (cantidad de activo, forma de hacer el quoting, límite de variación diaria del precio, calidad y lugar de entrega del activo y límite de posición), la liquidación es diaria y no al final del contrato y el riesgo de crédito es bajo o nulo gracias a la cámara compensadora. Además, los precios de los contratos de futuros son públicos, mientras que en la mayoría de los forwards no lo son, lo que trae aparejado una clara ventaja en lo que respecta a valuaciones contables.

El interés abierto es la cantidad de contratos que permanecen sin cancelar al finalizar la rueda de operaciones, el cual aumenta si todos abren posiciones o cancelan menos de los que abren, y disminuye si todos cancelan o cancelan más que los que abren posiciones. Si un agente realizó una compra y no vendió, se dice que esa operación está abierta porque está sujeta a la variación de los precios. Lo mismo ocurre para los agentes que vendieron y no realizaron una compra idéntica.

Generalmente, son los importadores y exportadores quienes usan los futuros con este fin. Los mismos pueden comprar o vender un futuro (según la operación que realicen) y fijar anticipadamente el precio del activo sobre el que se está cerrando la operación. Así el objetivo es disminuir el riesgo inherente a las variaciones del activo durante un determinado período de tiempo, es decir, protegerse de la volatilidad de precios. Por ejemplo, un productor de soja puede vender contrato futuros sobre dicho activo, y eliminar la incertidumbre relacionada a la variación de precio del grano durante el período comprendido entre el cierre de la operación y la transacción física en sí.

Inversión: Cuando hablamos de futuros financieros, por ejemplo sobre el dólar, existe la posibilidad de hacer una estrategia cuyo fin es ganar una determinada tasa de interés. Esta puede ser en pesos, o en dólares.

Especulación: A diferencia de los que buscan cobertura tratando de minimizar la volatilidad de los precios en una operación, los especuladores basan su objetivo en incrementar su riesgo buscando maximizar ganancias con el movimiento de los precios de los futuros. Pueden jugarse con una única posición (apostando a la baja, o alza de un determinado futuro), o bien combinar dos o más posiciones cuyo objetivo sería sacar rédito de los spreads existentes.

Productores agrícolas: procuran cubrirse ante una caída en las cotizaciones del grano que tienen almacenado o por cosechar y/o de una suba en el precio de los insumos de producción.

Productores pecuarios: procuran cubrirse ante una caída en las cotizaciones de la carne y/o de una suba del precio de los granos que utilizan para alimentar a su ganado.

Acopiadores: desean protección ante los cambios en los precios que pudieran producirse desde el momento que compran el grano a los productores hasta que lo venden.

Industriales: buscan protegerse de un alza en los costos de las materias prima, o de una caída en el valor del stock.

Exportadores: procuran protegerse de un alza en el costo de la mercadería que aún no han adquirido pero que ya tienen comprometida.

Un especulador es un inversor individual o institucional que toma la posición opuesta en la negociación con un coberturista o 'hedger', o mismo con otro especulador. Mientras los 'hedgers' pretenden evitar la exposición a movimientos adversos de precios, los especuladores actúan tomando posiciones buscando beneficios derivados de movimientos en los precios. Haciendo esto, proveen la liquidez necesaria para facilitar las operaciones de cobertura.

Son las posiciones básicas frente al mercado. En la jerga bursátil estar 'largo' (long) significa estar comprado (tanto en opciones como en futuros u otros activos), con lo que se obtendrá una ganancia si el precio del activo sube y una pérdida si ocurriera lo contrario. Estar 'corto' (short) significa estar vendido, con lo que se obtendrá una ganancia si el precio del activo baja y una pérdida si ocurriera lo contrario. Un productor agropecuario que no realizó cobertura y tiene su mercadería está long porque gana si sube el precio y pierde si este último baja.

Eventos y Cursos

Proximos Eventos

  • Sin eventos por el momento.